Región de O’Higgins contará con instrumento de planificación para el uso del borde costero

23

Se trata del proceso de macrozonificación que busca generar condiciones favorables para la conservación medioambiental, la compatibilidad de usos y  la orientación de la inversión pública y privada, entre otros.

En el año 2009 la región de O’Higgins tenía finalizado su proceso de macrozonificación para el uso del borde costero, sin embargo, luego del terremoto del año 2010 el contexto cambió considerablemente. Por esta razón, es que profesionales del Gobierno Regional se encuentran trabajando para actualizar la propuesta que además incorporará la evaluación ambiental estratégica, acorde con los intereses regionales, locales y sectoriales.

Esta estrategia se sustenta en el trabajo participativo de las instituciones públicas y representantes del ámbito privado ligados a actividades productivas en las diferentes zonas costeras de la región, teniendo representatividad de la realidad regional. “Con esto se buscan o sólo velar por la ocupación armónica y sustentable en los sectores costeros, sino también apoyar las decisiones futuras en materia de coordinación y gestión”, señala el Jefe de la División de Planificación del Gobierno Regional, Fredy León.

La propuesta de macrozonificación en esta región se está llevando a cabo acorde a los lineamientos planteados en la Política Nacional de Usos del Borde Costero, que a su vez permite que Chile tenga una nueva etapa en la planificación y gestión de sus espacios costeros y marítimos. O’Higgins es una de las regiones del país que se encuentran actualizando el instrumento de planificación a través de sus  “Comisiones Regionales de Uso del Borde Costero”, que es liderada por la Unidad de Ordenamiento Territorial del Gobierno Regional.

“Esto tendrá un impacto al ordenar la intervención de los distintos servicios públicos sobre el territorio y al incorporar  una evaluación ambiental estratégica, ayudará a tomar las decisiones sobre inversión en el territorio, ya sea pública o privada”, comentó Aldo Herrera, Encargado de la Unidad de Ordenamiento Territorial.

Para alcanzar los objetivos el Gobierno Regional ha hecho un trabajo coordinando a los actores presentes en las áreas litorales, primeramente con el sector público para en una próxima etapa incorporar a los agentes privados. Hasta la fecha se les ha convocado a participar en mesas y talleres de trabajo, a partir de los cuales se fue elaborando en forma conjunta la propuesta de Macrozonificación del borde costero.

“Este trabajo- señala Herrera- es vital para posibilitar la realización de inversiones, el desarrollo de proyectos públicos y privados, bajo reglas predeterminadas, que permitan su concreción”, indicó.

Los intereses públicos y privados del Borde Costero se relacionan por ejemplo al aspecto agrícola, forestal, medioambiental, pesca artesanal, turismo, urbano y deportes náuticos, entre otros; integrando así a las diversas visiones, disciplinas e intereses que convergen en el territorio.

Se espera que el instrumento de planificación de carácter multisectorial esté terminado en el año 2016 y permita entregar a las autoridades regionales una herramienta de ordenamiento territorial para el manejo integrado de zonas costeras en O’Higgins; que complementa las variables asociadas a los procesos que se ejecutan actualmente en la región.