Día Mundial del Reciclaje: El desafío es pasar de tomar, hacer y desechar a reducir, reciclar y reutilizar

31

·       En esta fecha, la Universidad de O’Higgins invita a tomar conciencia sobre la importancia de transformar los residuos.

En Chile solo el 1% de los residuos domiciliarios se reciclan y se estima que cada persona genera 1.19 kilos de residuos al día. Por ello, es que el trabajo de todos los actores de la sociedad resulta esencial para cambiar esta situación.

Como sostiene el académico del Instituto de Ciencias Agroalimentarias, Animales y Ambientales (ICA3) de la Universidad de O’Higgins (UOH), Jorge Medina, los sistemas lineales de producción y “el aumento sostenido del consumo y demanda de productos, ha ocasionado que nuestra sociedad se vea enfrentada a la explotación sin precedentes de los recursos bajo el modelo del ‘tomar, hacer y desechar’”. Precisa que este modelo de producción, junto con arrasar con los recursos naturales, es también “responsable de la generación de grandes volúmenes de residuos con el respectivo impacto en el medioambiente”.

Explica que “los residuos orgánicos (restos de alimentos, residuos de cosecha, maderas, entre otros) que son producidos en altos volúmenes tienen consecuencias importantes para el ambiente, como, por ejemplo, las asociadas a la emisión de gases de efecto invernadero, principales responsables del cambio climático que nos afecta; a la generación de malos olores y lixiviados, entre otros impactos que dañan severamente la salud medioambiental”. Y para muestra un botón, según la Asociación Chilena de Municipalidades y el Ministerio del Medio Ambiente, aproximadamente el 58% de los residuos domiciliarios son orgánicos o vegetales, cuya disposición final es, preferentemente, en rellenos sanitarios. “Y esta cifra -advierte Jorge Medina- es alarmante, porque trae consigo la saturación de estos lugares de disposición, creando problemas sanitarios que ponen en riesgo la salud humana y el medio ambiente”.

¿Se puede hacer algo?

El académico UOH sostiene que, bajo el escenario presentado, los nuevos modelos de desarrollo circulares y aquellos que promueven el “reducir, reciclar y reutilizar” comienzan a tomar protagonismo en la búsqueda de alternativas sostenibles y de bajo impacto que promuevan la gestión integral de estos residuos. “El reciclaje, cuyo Día Mundial se conmemora el 17 de mayo de cada año, y que ha sido simbolizado con el círculo de Möbius, tiene como principal objetivo el aumentar el aprovechamiento de los residuos, a través de procesos de transformación que permitan valorizar y volver a utilizar estos materiales”.

Explica que Chile cuenta hoy con importantes avances, a través de la creación de la Ley de Responsabilidad Extendida al Productor, Ley REP, la que promueve la disminución en la generación de residuos y fomento del reciclaje, además de responsabilizar al productor de la correcta gestión de los residuos. Asimismo, el país se sumó a las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, NDC, que son parte del Acuerdo de París, y que representan los esfuerzos de cada nación para reducir las emisiones nacionales y adaptarse a los efectos del cambio climático.

“Nuestro país -detalla el Dr. Jorge Medina- se comprometió a la elaboración de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos (ENRO) que tiene como objetivo el reciclar el 66% de estos residuos al 2040. Y para lograrlo, se requerirá de distintas tecnologías que permiten la correcta gestión y reciclaje de estos residuos, como también el trabajo colaborativo y asociativo que permita una adecuada administración de las posibles capacidades instaladas y del conocimiento necesario para desarrollar estas prácticas”.

Reciclaje en la UOH

La Universidad lidera una serie de proyectos relacionados con el reciclaje, explica Jorge Medina y cuenta que “se trabaja en la reutilización y transformación de residuos de distintas explotaciones silvoagropecuarias y mineras. También destacan proyectos del ICA3 relacionados con los usos de residuos de la industria porcina y en la elaboración de enmiendas orgánicas de carbono secuestrante para distintos tipos de suelos (contaminados y agrícolas)”. Ello se realiza a través de los proyectos Fondecyt de iniciación N°11201107, que lidera el propio académico. A ello se suman las iniciativas de vinculación con el medio -como el FIA EST-2021-0613- que permitió la elaboración de una pauta técnica para el uso de compost en el establecimiento de especies nativas en viveros.

También se ha sumado al trabajo académico de la Universidad, el proyecto Recicla UOH, que nació de la iniciativa de cinco funcionarios/as del área de limpieza de la casa de estudios y que busca transformar a sus Campus Rancagua y Colchagua en sustentables. Ello a través de la instalación de puntos verdes y puntos de reciclaje de vidrio, papel, latas de aluminio, plástico, cartón y tapitas de bebidas, en ambos recintos educacionales.

A un año de su implementación, Denisse Silva, evalúa positivamente lo avanzado, y señala que “junto con ayudar a diversas organizaciones, como la Fundación de Adopción San José, Coaniquem, Damas de Café, y la agrupación Autismo Rancagua, hemos creado conciencia, entre los funcionarios y los estudiantes, sobre la importancia de realizar acciones concretas para cuidar el planeta que habitamos y dejaremos a las futuras generaciones”.