Vacaciones y mascotas: ¿llevarlas o dejarlas en casa?

9

·       María José Ubilla, subdirectora de la Escuela de Ciencias Agroalimentarias, Animales y Ambientales (ECA3) de la Universidad de O’Higgins, explica las mejores opciones para gatos y perros.

Salir de vacaciones cuando tenemos mascotas implica no solo elegir el lugar y hacer las maletas, sino también decidir si nuestros gatos y/o perros irán con nosotros a este descanso anual o si los dejaremos en casa. ¿Qué es lo más adecuado?

María José Ubilla, médico veterinaria y subdirectora de la ECA3 de la Universidad de O’Higgins, explica que “viajar con una mascota es una alternativa, muchas familias multiespecie lo consideran y planifican; sin embargo, no siempre es la mejor decisión, pues si se trata de un animal que le cuesta adaptarse a lugares nuevos, no sería recomendable”.

Precisa que, si decide llevarlo al descanso familiar, es muy importante “contar con identificación de microchip y registro en la plataforma de registro nacional; además deben contar con una placa que contenga datos de la persona responsable, para que en el caso que se extravíen puedan ser encontrados con facilidad”.

Traslado y petfriendly

Otro ítem a considerar es el traslado. Al respecto la Dra. Ubilla señala que “tanto perros como gatos deben viajar en jaulas de transporte, o -en el caso de perros- se puede utilizar cinturones de seguridad especiales para ellos”. Además, el viaje se debe realizar “idealmente, en horas donde la temperatura ambiental sea baja. También se pueden utilizar feromonas sintéticas de apaciguamiento, que ayudan a que el viaje sea más cómodo y tranquilo para ellos”.

El lugar en que se descansará -si no es nuestra casa en la playa o el campo- debe aceptar mascotas, es decir, ser petfriendly.

María José Ubilla acota que “si hay alguna reserva natural en el sector donde iremos, no se deben llevar mascotas a estos lugares, ni a zonas aledañas, ya que pueden impactar negativamente sobre la fauna silvestre. Tampoco a lugares de aglomeraciones, como ferias y recitales, porque pueden asustarse y escapar dada la gran cantidad de estímulos ambientales o ruidos estruendosos con los que nos estén familiarizados”.

¿Y si no viajamos con ellos?

“Cuando se decide dejar las mascotas en casa o al cuidado de otros, es importante planificar con antelación y de forma responsable”, señala la subdirectora de la ECA3. Y explica que “existen servicios de pet sitter profesionales y de hoteles que pueden ser una buena alternativa, si es que cuentan con profesionales idóneos e instalaciones adecuadas para atender a nuestras mascotas”.

En caso que no se pueda viajar con la mascota o si la mascota tiene fobia a viajar en auto o presenta dificultad de habituarse a ambientes nuevos, lo mejor -dice la Dra. Ubilla- es “que quede bajo el cuidado de otra persona -familiar para el perro o gato- o bien con un profesional que realice pet sitter”.

“Lo importante -precisa- es tratar de mantener las rutinas y la atención que se le brinda habitualmente”.

Así, concluye, se debe “analizar la mejor opción de vacaciones de forma consciente y respetuosa con todos los involucrados, donde los animales deben ser considerados y respetadas sus características individuales”.